“En el México de los últimos 15 años no se ha publicado ni un buen libro. Hace falta que los nuevos y jóvenes escritores conozcan lo que realmente es el esfuerzo por dar a conocer su trabajo”. Son palabras del crítico mexicano por excelencia, Emmanuel Carballo.
El autor de Ya nada es igual y Protagonistas de la literatura mexicana, nos explica que debido a los estímulos, becas y ayudas que se les ha brindado, los jóvenes escritores mexicanos han ido perdiendo el toque de realizar “obras interesantes”.
Hace énfasis en que escritores como Fuentes, Jaime Sabines y Rosario Castellanos no han tenido quién los iguale en la publicación de alguna obra que resulte tan interesante, atrayente y buena como las que ellos realizaban en sus inicios.
Esto desde luego, según comenta, le ha generado preocupación. “Hay muchas estímulos, muchas becas que se les dan a los escritores mexicanos y debido a eso no salió en los últimos 15 años un gran libro como los de Fuentes, Rulfo, Jaime Sabines, Rosario Castellanos…Ellos no fueron tan ayudados por el gobierno y la iniciativa privada y sin embargo, sí hicieron una obra interesante”, asienta el crítico.
“Yo me he retirado y la verdad es que empezamos el siglo XXI un poco expectantes… El gobierno anterior dejó desestabilizado al país, no se respeta la ley, no hay trabajo, se sigue yendo fuera y los intelectuales estamos preocupados”, exclama.
El entrevistado está convencido de que “el futuro de la literatura mexicana está en manos de los jóvenes, quienes son los principales responsables de realizar una literatura de primer mundo”. La comercialización de los libros, nos dice, “ha impedido que exista la crítica literaria”.
“Nosotros somos ya muy viejos y los jóvenes como que todavía no asumen la responsabilidad de hacer la literatura como es la mexicana, literatura de primera categoría. Estamos esperando a que llegue algo importante y que haya crítica para que valoren, y gran parte la comercialización del libro ha impedido que exista la critica literaria”.
Carballo lamenta de que “los periódicos ya no hacen la revistas culturales, o las hacen en pocas páginas, estamos en un momento interesante, puede surgir el garbanzo de libra”, finalizó.
<b>Un escritor incómodo,</b> así se autodefine. Foto: Archivo
Página de vida
Emmanuel Carballo fungió como presidente del Instituto Cultural Mexicano-Cubano José Martí de 1963 a 1965. Fue director literario en Empresas Editoriales y fundador y director general de Editorial Diógenes en el año 1966.
Ha colaborado en suplementos como México en la Cultura, (Novedades, 1953-1962), Diorama de la Cultura,(Excélsior, 1967-1972), y en Sábado (Uno más uno, 1984). Fue cofundador de La Cultura en México, de la revista Siempre, para el que escribió hasta 1967.
Junto a Carlos Fuentes codirigió la Revista Mexicana de Literatura (1955-1958) y fue secretario de redacción en la Revista de la Universidad (1954-1960); coordinó al lado de Alfredo Leal Cortés el suplemento de Ovacionesllamado Artes, Letras y Ciencias (1964-1967).
Se desempeñó como director de Difusión Cultural de la Universidad Autónoma de Puebla de 1973 a 1974 y como coordinador editorial de El Sol de México.
Por Irene Torres López
Entrevista publicada el 16/11/2008 en Milenio Diario de Monterrey
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s