Debo decir que te admiro.
Pero hay una lucha en mí que no sabe que admira más de ti…
Si tu dedicación a lo que te gusta, el esfuerzo por alcanzar tus sueños o la inteligencia que desbordas. Sin embargo, la sonrisa tierna que emanan tus labios, lo rizado de tus pestañas y esa mirada dulce que tus ojos me brindan, son otros aspectos que erizan mi piel cuando los recuerdo.
Pensar con el corazón no es fácil, pero tu espíritu en mí  basta para que el corazón razone con amor…y digo amor dudando, porque esa palabra se me hace insignificante para lo que siento por ti.
Por amor las personas se casan, tienen hijos,  pelean, gritan, están juntas, se quieren…La mayoría cree que de eso se trata el amor, y tal vez sea así.  Pero lo mío no es amor, es algo mucho más grande. Porque yo no tendré nada de eso contigo y aún así llenas mi alma.
No necesito nada más de ti, sólo tu persona como amigo, como el ser que me hizo creer en mí y en las casualidades de la vida. Sólo necesito al hombre que admiro infinitamente por su personalidad. Sólo necesito tu amistad y confianza, pero me brindas mucho más.
Esto se salio de control, pero estoy feliz por que haya pasado así.
Las personas dictan las reglas, pero no plantearon alguna que nos diga que tenemos que seguirlas. La mayoría de los humanos basan los aspectos de su vida dentro de  lo “normal” y doy gracias porque lo nuestro no es ni normal, ni razonable y si demasiado cuestionable. Porque es eso precisamente lo que me ha permitido valorar lo que el destino puso frente a mí: un ejemplo a seguir y un aprendizaje de tomar las cosas buenas de las situaciones, personas y de la vida.
Puso frente a mí una madurez para enfrentar la realidad cuando es necesario. Puso frente a mí, a un ser que me hizo creer en la amistad sobre todas las cosas y lo más importante, me dio la oportunidad de ilusionarme de algo que realmente vale la pena.
Contigo es difícil contenerse. Quisiera siempre oír tu voz, siempre sentir tus abrazos. Quisiera tus besos en cada amanecer y en cada anochecer. Quisiera poder salir y tomarte de la mano. Quisiera gritar que eres parte de mí. Sí, es difícil contenerse, pero esos son anhelos baratos. Me basta con saber que escucharé tu voz sólo para mi, que tus labios tocaran mis labios en un beso privado, que tus manos no solo tomarán mi mano, sino cada parte de mi, y se que sólo a ti, es a quien debo decir: “eres parte de mi”.
Diría te amo, pero uno puede llegar a amar a muchas personas a lo largo de su vida.
Te digo Te admiro, por que en la vida hay pocas personas dignas de admiración, la mayoría de ellas fuera de nuestro alcance, pero tú estás conmigo aunque estés lejos…por eso prefiero decir desde mi corazón TE ADMIRO.
Anuncios

Un comentario en “Debo decir que…te admiro

  1. wow, me lleno la vista, el alma y el corazon, son las precisas palabras que mi esposo se merece…. Cuanta admiracion le tengo a ese ser maravilloso q el destino me puso en frente, VICTORIO TE AMO Y TE ADMIRO…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s