Sputnik, mi amor se convirtió en el tercer libro que leo de Haruki Murakami, y por ende, el que menos me ha gustado. Tal vez mi error fue haber iniciado a leer su obra con Tokio Blues; después de ese libro, los otros dos me han parecido pobres.

Tokio Blues logró atraparme, incluso, llegué a sentir que Naoko era yo…Al sur de la frontera, al oeste del Sol, el segundo que leí de Murakami mínimo captó mi atención, pero Sputnik, realmente lo terminé porque tenía que, pero desde las primeras hojas fue una decepción.

Aunque no he leído todas las obras del autor japonés, he descubierto que los matices sexuales que plasma siempre son muy descriptivos; en esta novela la única diferencia es que el personaje, una joven que anhela ser escritora, se enamora de otra mujer mucho mayor que ella.

La trama es la misma: la típica chava rebelde que desea nadar contra la corriente, que tiene de confidente a un amigo que está enamorado de ella y que, por azares del destino, ella termina entregándole su amor y tiempo a otra persona que resulta ser una mujer.

Aunque Murakami quizo plantear la historia con un toque de misterio, la realidad es que termina siendo fastidiosa y aburrida. A veces no me explico cómo puede ser best seller si prácticamente sus libros llevan la misma trama: amores frustrados, escenas sexuales y (lo que más me gusta), muchísimas descripciones de Japón.

Sinceramente esperaba más de este tercer libro, pero si algo tiene Haruki Murakami es que te motiva a seguir leyéndolo. Aunque Sputnik, mi amor lo considero malo, espero en las siguientes semanas comenzar a leer algo nuevo de él; siempre existe el reto de hallar un libro que termine gustándote más que el anterior.

Frase que más me gusto del libro:

“Por profunda y fatal que sea la pérdida, por importante que sea lo que nos han arrancado de las manos, aunque nos hayamos convertido en alguien completamente distinto y sólo conservemos, de lo que antes éramos, una fina capa de piel, a pesar de todo, podemos continuar viviendo, así, en silencio”.

Anuncios

3 comentarios en “Sputnik, mi amor

  1. ¿Pero porque leer solo los libros románticos de Murakami?
    ¿Nadie te contó que la trilogía importante es “El pájaro que da cuerda al mundo”, “La caza del carnero salvaje” y “Hardboiled wonderland and the end of the world”?

  2. Yo también comencé con Tokio Blues y no he querido leer otra cosa de Murakami por ahora. Me ha gustado tanto ese libro que preferí quedarme con ese buen sabor. Aparte venia de leer un par de Banana Yoshimoto y Yukio Mishima, así que por ahora las letras japonesas no tienen mi atención.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s