Las relaciones de pareja siempre me han llamado la atención, no porque me interese en un trío o algo así, sino porque me sorprende las múltiples caretas que poseen cada uno de los involucrados. Es increíble que “los novios” lleven años y años de relación “formal” y carezcan de lo esencial en ella: comunicación.

Dentro de mis círculos de amigos cuento con muchísimo ejemplos;  recuerdo el caso de una ex compañera de estudios que frente a su novio no mencionaba ninguna mala palabra ¿y alburear? ¡Uf! ella ni sabía el significado de esa palabra cuando estaba cerca su novio. Pero en cambio, con nosotras y demás amigos, era la reina de los albures, cómo nos hacía reír.

Otro caso es el de una amiga (que quiero muchísimo). Su relación de noviazgo duró una década. Una década de su vida dedicada a una persona que no sabía nada de ella y de la que ella no sabía nada. Fue el mismo caso de mi ex compañera de estudios. Ellos se mostraban mutuamente como los más dulces, tolerantes, sinceros, cariñosos y respetuosos, sin embargo, por separado eran tooodo lo contrario. Ahora después de las múltiples peleas que frecuentemente tienen, él se sorprende de la cantidad de malas palabras y frases que su ahora esposa puede citar y ella se sorprende al ver lo desobligado que su marido puede ser.

Estuvieron en una relación falsa durante 10 años. Se casaron hace tres y han pasado por frecuentes separaciones.

Desde luego no en todas las relaciones se da lo mismo, hay algunas otras que son admirables, que con todo en contra han logrado formar una relación e incluso, familia sólida.

Pero volviendo a los que pasan años y años en un noviazgo con máscaras, es inevitable que éstas caigan.

Hace algunos días platicaba con un amigo que preocupado me confesaba haber revisado el correo electrónico de su casi esposa, y no, no adivinó la contraseña, ella se la brindó en algún momento de sus 4 años que llevan de novios. El detalle es lo que halló en el correo de su novia: mails que se escribió con el stripper que al parecer, acudió a su despedida de soltera.

Y claro, mi amigo no le preguntó directamente a su novia ya que temía que ella le reclamara por haber entrado a su correo. Lo que se derivó de ahí fueron una serie de pensamientos, insomnio, imágenes rondando su cabeza, falta de apetito, coraje, frustración, tristeza, etc, etc. Hasta que ya no pudó más y le preguntó a su novia…

Pero su pregunta tal vez no fue formulada correctamente: “¿Fue un stripper a tu despedida?”. La respuesta fue: “No”. Ya se imaginarán lo que él sintió cuando sabía que sí había un stripper de por medio, aunque no conocía con precisión si el stripper lo conoció durante su despedida o en el after, o quizás en la pre.

El hecho de que haya ido un stripper no era lo que le preocupaba, sino lo que se escribía su futura esposa con él. Hasta un niño podía descrifrar que ella y el stripper habían tenido mucho más que un baile erótico. Mi amigo lo sabía, tenía el derecho de preguntar, de pedir explicaciones y aún así, le tomó varios días armarse de valor para cuestionarle  el asunto a la mujer en cuestión. Porque obvio, la mujer en cuestión tiene también el derecho de contestar, explicar y dar su punto de vista.

Después de 4 años de relación para “conocerse”, “entenderse”, “tolerarse” y “respetarse”, una pareja atraviesa serios problemas de comunicación a una semana de su boda. Es casi una paradoja ¿no?

Mi amigo aún no habla con la chava; apenas se armó de valor, falta que lo ponga en marcha; pero como le dije a él, este tipo de conflictos son una excelente oportunidad para poner las cartas sobre la mesa y analizar qué relación quieren: o una basada en suposiciones , chismes, desconfianza y mal viajes mentales, o una relación en la que a pesar de las diferencias y malos ratos que puedan tener, contarán con la certeza de resolver sus situaciones en diálogo y confianza.

Como dice H Jackson Brown:

“Elige a tu pareja con mucho cuidado. De esta decisión dependerá el 90% de toda tu felicidad o tu tristeza; pero después de elegir cuidadosamente, el trabajo apenas empieza”.

Anuncios

Un comentario en “Strippers+desconfianza=Fail

  1. Es consecuencia de no estar 100% contento con uno. Si no están agusto consigo mismo, como quieren ser así con los demás?
    Cada cabeza es un mundo. Y todos tenemos issues en mayor o menor medida. A veces yo mismo no me tengo paciencia. Por eso no me la complico, sailing-solo is my way.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s