En el Monterrey de los narcos, el reggaetón y el hip hop, ella es una joven universitaria más pero también una reina entre las de su clase, la novia de un jefe de sicarios del narcotráfico, al que sirve como su esclava. Fernanda le profesa a Julio un amor incondicional que no es sólo sumiso sino también miserable y babeante, tan violento como el trato que él le propina y tan inquebrantable como el terror con que ella vive.


Tú eres perra fina, carnada para patrones. Tú ganchas tiburones pa´que se empachen los leones, dice una rola del Cártel de Santa. La letra no podíra describir mejor a Fernanda Salas, estudiante de la Universidad Autónoma de Nuevo León; una mujer atractiva, cariñosa, e incluso, a veces sumisa. Le gusta vestir bien, siempre con ropa de marca; es altanera y el orgullo de ser regia le brota por los poros de la piel.

La chava es producto de la imaginación de Orfa Alarcón, una autora que nació en Veracruz, pero que se considera igual (o más) regia que Fernanda. En LA ROCKA #115 se incluyó un extracto de su primera novela: Perra Brava (Planeta), en la que Salas es el personaje central.
El libro plasma dos aspectos sociales de actualidad: el narcotráfico y la violencia familiar; es narrado siempre con un lenguaje rudo y sin titubeos, características que también describen a su “protagonista”, la responsable, según explica Orfa, de convertirse en una “Perra Brava”.
“Más que elegir el tema, el personaje fue lo primero que tuve en la cabeza. Para mi era una chica que vivía una relación de pareja con maltrato; fue difícil trabajar con este personaje porque creo que la problemática de violencia desde afuera se puede ver muy distinta, resulta muy fácil juzgarla.
“Lo que hice fue ir entendiendo poco a poco a Fernanda; ella fue la persona que me contó la historia, ella fue la que me dijo que su historia de violencia no era una de las típicas, sino que era una violencia llevada a los extremos; ahí fueron surgiendo el tema del narco y los sicarios”, revela la graduada en Letras Españolas de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

La novela salió a la venta a principios de año, su autora es seguidora de las redes sociales; se le puede ver en Facebook, en Twitter y además tiene un Blog. Los lectores inmediatamente pueden formularle comentarios que personalmente lee y responde. La mayoría de las veces, asegura, han sido comentarios buenos, tanto de público en general, como de otros escritores. Esta rápida retroalimentación ha permitido que su primera obra goce de “buena salud” y no es para menos, ya que la autora tardó 3 años en perfeccionar su libro, con el fin de que “lo pudieran leer en una sentada”.

“Supongo que ha gustado porque fue un gran esfuerzo para que una obra literaria no fuera una obra inalcanzable, que no fuera compleja para un público general, sin caer en algo barato. La gente la puede leer en una sentada o en una tarde, pero para ello, pasaron tres años de trabajo, precisamente para que fuera algo muy claro y para todo tipo de lectores. Quizás eso es lo que me ha permitido tener buenas críticas de gente que casi no lee, así como también de lectores”, comentó Alarcón, quien fue becaria del FONCA en el programa Jóvenes Creadores.

Hace 5 años, la escritora salió de Monterrey para radicar en el Distrito Federal, aspecto que la favoreció para buscar personalmente un editor, sin embargo, el tema de su libro y ser foránea, hicieron más complicada la travesía.
“Fue un viaje largo y difícil, la gente no sólo se asustaba con el tema, sino que veían a alguien que no era del DF, norteña, joven y que nunca había publicado un libro. Tardé mucho en que me dieran la oportunidad de leerles dos o tres cuartillas; me tocaron desde aquellos editores que te dejaban plantada, que te atendían horas después de que te citaban o los que de plano ni te recibían en su oficina”, recordó.
El Cártel de Santa está por toda la novela, los fragmentos de sus canciones se leen de principio a fin; la autora es fan de la banda de Santa Catarina por lo que decidió incluir las canciones del Babo como un soundtrack.”El grupo me encanta porque representa mi casa, todo el tiempo que estuve escribiendo la Perra Brava tuve al Cártel en la cabeza. Refleja totalmente el orgullo de ser norteño y todo esto se mantiene en la novela; sus canciones están padres para ambientar todo lo que emite Fernanda: el alarde, la presunción, el poder”, declaró.

Aunque Perra Brava se desarrolla entre problemas de narcotráfico, la novela retrata (con un lenguaje muy regio) a un personaje femenino fuerte que transforma el amor en poder. La portada del libro ofrece un adelanto de lo que los lectores hallarán en Fernanda: una mujer que no hiere a golpes o balazos, sino con las palabras y sus acciones;encantadora y coqueta, pero desagradable y grotesca, a la vez. La trama fue cosechada por Orfa gracias al bombardeo de notas rojas que diariamente aparecen en los medios de comunicación; ella, como muchos autores, ha publicado un libro en donde el narco se inmiscuyó como una idea, un personaje o una crónica. Desgraciadamente, comenta la escritora, ese tema seguirá vigente en la literatura contemporánea del país porque refleja lo que se vive hoy en día.
“El narcotráfico (en la literatura) va ser un tema que seguirá muy constante, porque la problemática no se va a solucionar o terminar el día de mañana. Es un reflejo de la sociedad que seguirá apareciendo como ha aparecido desde hace décadas y no sólo en la literatura, sino en otras expresiones, como los corridos”, detalló.

Entrevista realizada por Irene Torres López y  publicada en LA ROCKA #118

Anuncios

Un comentario en “Entrevista a Orfa Alarcón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s