Quería tomar las palabras y guardarlas en mi mente. Quería que el momento se congelara en una fotografía sin fecha.

Su voz frente a mi. Mis manos sobre su rostro. Sus labios en mi cuello.

***

La desesperación se apoderó de ella.  El momento lo grabó en su piel, cuerpo y sangre. El “Te” en su boca, el “admiro” en su abdomen. Un “todo”  en sus ojos, quizás el “de” entre su dedos y dos letras más, incrustadas en su aliento para decir: “ti”.

***

En un lunes lluvioso, las palabras brotaron inundando mi corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s