Elia Martínez-Rodarte escribe sobre sexualidad; mejor dicho, de aquello que engloba esa palabra: sexo, amor, erotismo, homosexualidad, seducción, relaciones de pareja, desamor, besos, anatomía…Los temas que ella trata son tan variados como las posiciones del Kamasutra, y para leerlos también se requiere de mucha flexibilidad (mental).

La escritora saltillense radicada en Monterrey publica sus textos sexy-eróticos-cachondo-informativos en la columna “Ivaginaria”, leída a nivel nacional en los periódicos Metro y El Sol (del Grupo Reforma), y también en el blog que lleva el mismo nombre.

A través de esos medios, ha conseguido gran reconocimiento por ese toque “neto” que caracteriza su forma de escribir: sin rodeos y con un lenguaje muy coloquial. Conocida en el mundo de Twitter y Facebook como Ivaginaria, Elia recién publicó su primer libro titulado precisamente así: Ivaginaria, una recopilación de textos que la autora escribió a lo largo de ocho años.

El libro, editado por Posdata Ediciones, contiene capítulos como: Loca por los besos, Hombres, Perritas en dulce y ¿Eso fue todo?, abarcando los primeros temas que le dieron forma a su columna, hoy convertida en un espacio en el que despeja dudas, comparte comentarios, orienta sobre fantasías y brinda información.

El proyecto inició como un simple espacio más de internet, pero se transformó en un libro que, página a página, ofrece anécdotas, recomendaciones, críticas y guías para disfrutar ese fenómeno tan polémico: la sexualidad.

LA ROCKA platicó con ella y esto fue lo que nos dijo:

¿Por qué escribir de sexo?

Creo que es parte de nuestra conversación cotidiana; siempre platicas de tus problemas, disfunciones, experiencias, era un rollo de mucho platicar hasta que decidí ponerlo en “papel”. Uno de mis autores fundamentales, parte de que la sexualidad se aborda desde lo prohibido: lo que no se dice, lo silenciado y lo que no existe, son las cosas que tenemos frente a nosotros y de las cuales no estamos hablando por prejuicio, cerrazón moral, religiosa. Es gracias a que existe esa mala información, cerrazón e ignorancia, que decidí escribir sobre sexualidad.

En una publicación te dijeron que eras “una mujer de lo peor” por escribir sobre temas sexuales, ¿es difícil lidiar con personas de mente tan cerrada?

Antes entraba mucho en debates, pero me di cuenta que no ganas nada, es como estar jugando tenis, pero peloteando tú sola. A esas personas no las vas a hacer cambiar, no hay debate, no hay punto medio, son fundamentalistas, ¿de qué te sirve eso?, pero es padre que exista esa intolerancia y esa desinformación porque hay que estarla combatiendo.

¿De todos los mensajes que llegan a tu blog y correo, ¿cuál es el tema que siempre está presente?

El amor y desamor, son los temas de siempre. Es como vivir y morir, es increíble la cantidad de gente que todos los días se enamora y que todos los días los mandan a la goma. Seis de 10 correos tocan ese tema, es algo muy normal, pero dependiendo de cada persona es el trancazo del dolor. Es algo muy interesante.

Los textos de  Ivaginaria contienen información basada en descubrimientos científicos, y hechos históricos, e incluye hasta cuentos eróticos, todo con un mismo fin: fomentar la educación sexual, porque la también editora afirma que “la sociedad se debe educar y debe tener conciencia de que la sexualidad es una decisión de salud pública”.

Elia actualmente estudia un posgrado en sexualidad y prepara su segundo libro, enfocado a educación sexual para adolescentes; un trabajo, dice, sumamente difícil.“Siento como si me fuera a subir al Everest a gatas y encuerada, porque es un tema muy difícil; los adolescentes son un público muy especial porque debemos abordarlo con paciencia y cariño”.

¿Los adolescentes están preparados para enfrentar su sexualidad?

Creo que desde que la hormona llega están preparados, lo importante es que la preparación venga con un blindaje de información hacia los chavos. En tu vida sexual, todas las decisiones que tomes, desde si empezarla o hacerlo con 20, es una decisión que te repercute por siempre. Qué mejor que tomar esa decisión con la mente y los genitales en una conjunción armónica. Hay que educarles el placer y  la responsabilidad.

Las cuatro básicas en una relación sexual son: no vulnero a mi novia o a mi novio, somos responsables de nuestros actos, estamos protegiéndonos con un condón y otro método anticonceptivo, de preferencia, y es consensuado porque los dos queremos.

¿Qué es lo más loco que te han preguntado o dicho?

Cuando hablamos de las filias, un chavo me comentó que le gustaba tocar la parte blanca de los ojos de su pareja. Ya no entré en detalles en saber con qué lo picaba. Las chavas que no pueden gozar el acto sexual con ellas mismas o con otra persona, porque sus preceptos religiosos les han imbuido tantas cosas que no pueden abrir la mente, es increíble que no se pueden ni masturbar. También los que me sacan de onda son los machistas, salen con: “es que mi vieja no quiere que tenga a mi novia”. Son hombres que necesita unas cachetadas, pero necesitan ese rollo de atención, se creen bien machos, son presumidos.

“El orgasmo es de quien lo trabaja”. “Los testículos son los verdaderos padres de la nación”. “El cáncer del masoquismo femenino la mayoría de las veces está arraigado en el cerebro de muchas”.-Palabras de Elia (citas del libro Ivaginaria)

Entrevista publicada en La Rocka #127

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s