Recuerdo que fue el 16 de julio. Por primera vez viajaría sola. El motivo era difícil y dolía.

En todo el camino no pude dormir por miedo, preocupación, tristeza. Uno a uno todos los recuerdos que tenía con él fluían con las luces de la carretera que parecía no tener fin. Cada semáforo y cada parada agudizaba los ayeres que habíamos pasado a su lado. Desde él llegando en una camioneta azul con bermudas floreadas, hasta él llegando con su primer hijo en brazos.

Risas, ocurrencias, noches de café y tortillas de harina. Todo se amontonaba en el corazón y subía y subía hasta llegar a la garganta. Los sentimientos amontonados dolían en el pecho y las lágrimas poco calmaban la incertidumbre.

16 horas así hasta llegar al verano más frío que haya recordado. La ciudad sentía más de 45°C, pero la familia se congelaba por la preocupación y el dolor de verlo a él así.

Por fortuna siempre estaban los niños, esos pequeños individuos capaces de hacerte sonreír aun en los momentos más tristes. Eran ellos los que, por minutos, nos permitían respirar. El aliento continuamente se contenía al no poder llorar, gritar o correr de impotencia. Los rostros de todos, esquivando miradas y pensamientos, coincidían en ello.

Si el calendario no marcara hoy año 2012, sería increíble pensar que meses atrás él estaba fuera de este mundo. Lejos de quienes lo amamos y de quienes segundo a segundo, lo evocábamos en nuestros pensamientos.

Despertó.Y despertó cansado, seguramente de tantas veces que recorrió nuestra mente, nuestros sueños y nuestro corazón.

La vitalidad se revela no solamente en la capacidad de persistir, sino en la de volver a empezar.

Anuncios

3 comentarios en “Julio 2011

  1. Los pensamientos de todo lo q laso siguen y seguiran presentes pues solo al voltear y mirarlo se te llenan los ojos de lagrimas contenidas a no puedes expresar por q te miren fuerte y al pendiente de q no se derrumbe, porq lo mas grande q podemos ofrecer es nuestro cariño hacia el, a pesar de todo su caracter alegre lo levanta y lo llena de fortaleza te quiero mucho hermano, no soy muy expresiva pero en mi corazon y en mis pensamientos siempre estas

  2. Sigues con el blog? Me he quedado con ganas de más …me gustan tus análsis y tus recomendaciones literarias…Te seguiré. No abandones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s