Los medios electrónicos de todo el mundo difundieron sus obras hace algunos días. En algunas de ellas, una bella joven conocida como Cenicienta aparece rapando su rubia cabellera, recordándole al público a aquella mujer que en sus mejores años era conocida como “la princesa del pop”.

Por su parte, las princesas Jazmín y Bella no se quedan atrás: ambas aparecen unidas por un dulce y cálido beso demostrando que ahí, Bestia y Aladino salen sobrando.

Bambi, Blanca Nieves, Mickey Mouse, Simba y Aurora (mejor conocida como La bella durmiente) son otros personajes de Disney que Rodolfo Loaiza Ontiveros utiliza como fuente de inspiración.

La polémica ante las situaciones en que presenta a los consentidos de las niñas y niños no se ha hecho esperar. Pero él explica, en entrevista para LA ROCKA, que su trabajo es el mejor escenario para expresarse y que, definitivamente, no va dirigido a los infantes.

“(Los niños) no es el público al que busco dirigirme, y aunque no puedo controlar la difusión de mi trabajo, sobre todo por lo rápido que circula en internet, está hecho para presentarse en un determinado espacio y ante un público específico. No es mi intención ofender a nadie.

“La acidez de mi trabajo puede descolocar a muchos, pero es esta dualidad la que me motiva a seguir trabajando. El arte me ha permitido expresarme, comunicar mis ideas y hacer conexión con muchas personas”, comparte.

Nacido en Mazatlán, Loaiza dibuja desde niño. A los 18 años presentó su primera exposición individual y a 12 años de dicho recuerdo, no ha parado de trabajar. El pasado 3 de agosto inauguró en Los Ángeles, California, su sexta exposición por aquellos rumbos: Disasterland; la muestra, semanas antes de su apertura, ya daba de qué hablar y hasta el propio artista se sorprendió:

“No esperaba que antes de su inauguración se generara tanta controversia. Fue inesperado, sabía que podía pasar, pero no tan pronto”.

Loaiza tiene programada una fecha más en Estados Unidos, en 2013, y otra en Europa, en 2014. Su popularidad y reconocimiento es innegable, así como el sello que lo caracteriza: personajes de la cultura popular.

“(Mi trabajo) es la mezcla de diferentes influencias, la cultura pop, la moda, la publicidad, el cine, la animación, la industria del entretenimiento en general”, detalló.

Actualmente el artista prepara una nueva serie, enfocada, de igual forma que Disasterland y Disenchanted, otra de sus exposiciones, a famosos personajes;  empero, también se prepara para las muestras programadas en los siguientes dos años.

Él quiere demostrar que está en el camino correcto, después de todo, dice, el arte es lo mejor que le ha ocurrido.

“Lo mejor que me ha pasado fue haber tomado la decisión de que por más obstáculos que me encontrara en el camino, nada me alejaría y limitaría la necesidad de estar conectado con las artes visuales. Para mí el arte es apasionante, en él he encontrado todas las razones que necesito para disfrutar de la vida”.

Por Irene Torres / Artículo publicado en La Rocka.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s