Vellos largos y gruesos. Redonda la cara, como toda ella. Su flequillo acentúa aún más los gordos y colorados cachetes. Porta un vestido entallado y floreado, combinado con chanclas de gallo. El vestido no es largo, por eso se aprecia inmediatamente el vello que cubre sus piernas.

Está sentada en la banca verde, esperando que el hombre a su lado cuelgue la llamada del celular. Tomó más tiempo de lo que pensó. Se le nota por su impaciencia.

Al fin colgó. Él le habla al oído. Ella mira a su alrededor. Se abrazan y sonríen. Él moviendo sus canosos bigotes; ella recostada en su hombro, cruzando sus peludas y regordetas piernas mientras. Él le voltea el rostro y le planta un beso succionador.

 

17 de febrero, 2013.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s