El 2 de octubre no se olvida y el 2010 tampoco se nos olvidará


En lo que va del año hemos tenido en nuestro estado mas de 600 homicidios, la mayoría perpetrados por el crimen organizado, no cabe duda que Nuevo León vive la mayor crisis de seguridad en la historia.

Alejandro Garza y Garza procurador de Nuevo León minimiza la situación del sabado, el otro 2 de Octubre día donde no fueron atacados estudiantes en la plaza de las 3 culturas en la capital de un país, el pasado  2 de Octubre a las 10: 22 de la noche en la plaza principal del municipio de Guadalupe,Nuevo León un granadazo lastimó a 15 civiles que disfrutaban de la primer luna del mes, se encontraban sentados en bancas frente a un palacio municipal que esta blindado al menos en sus ventanas pues hace unos meses la alcaldesa mandó poner bloques por donde antes entraba la luz “por su seguridad” comentaron.

El caso se complicó, hoy se investiga una linea en la que 4 patrullas de este municipio de extracción priista estuvieron involucrados en la huida de los que hicieron detonar la granada asi como la posible intervención para evitar una llegada pronta de los militares al lugar de los hechos.

Hoy el Gobernador del estado pasa de panzazo las calificaciones-encuestas en sus primeros 365 dias de gestión, encuesta maquilada por la empresa Gabinete de Comunicación Estrategica, seria bueno nos pasaran esa encuesta pues yo soy uno de los nueveleoneses que muy probablemente reprobaría al goberador del estado.

En la escuela, la verdadera escuela de la vida no se nos enseña a pasar de panzazo, se requiere tener buenas calificaciones para tener un exito laboral.

Al gobernador del estado entonces podriamos llamarlo de cariño, en ese lenguaje bulling estudiantil como el burrito de la clase.

Escrito por elgatoraro
periodista 2.0

El arte de la resurrección


Con razón Hernán Rivera Letelier ganó el Premio Alfaguara de Novela 2010, su libro El arte de la resurrección es exquisito, cómico, atractivo y muy muy simpático. Leerlo es esbozar sonrisas y carcajadas.

El tema, aunque es recurrente creo que nadie habría podido manejarlo mejor. El escritor chileno, en alguna entrevista, dijo que él era el único que podía escribir sobre El Cristo de Elqui, ya que creció en una familia que vivía con la biblia en la mano y con un padre que predicaba casa por casa. En su pasado estaban las armas para contar la historia que muchos conocían pero que pocos habían escrito con tanta claridad (ni tanta comicidad).

La verdad conforme leía el libro cada vez me llenaba la ansiedad porque se hiciera una película, estaría conmadre que esos guiones se leyeran y escucharan en el séptimo arte. Aunque algunos  pueden ofenderse, ejemplo, los allegados a la iglesia. Pero vaya, seamos creyentes o no, El arte de la resurrección es una obra que entretiene y divierte, y también nos pone a pensar en cómo las sociedades necesitan de alguien a quién seguir y en quién creer.

La historia se trata de un hombre que tras perder a su madre se aleja de la ciudad y pasa meses en un valle. Al regresar de su vida ermitaña asegura que conversa con El Señor y que ha sentido su llamado. Se dedica a recorrer ciudades ofreciendo recetas herbolarias y predicando la palabra de Dios.

En su camino se topa con toda clase de personajes, uno de ellos, Maria Magalena (así, sin la “d”) una mujer prostitutas que quiere ser santa. El Cristo de Elqui la describe como: “una santa puta, o una puta santa”.

Contarles el resto de la historia es tener que plasmar el libro, por ello sólo podré algunas frases que me motivaron para subrayarlas y escribirlas aquí:

“Sabemos dónde hemos nacido, hermanos, pero no dónde quedarán sepultados nuestros huesos”.

“¡Ese trastornado errante, lleno de piojos, que se cree el Hijo de Dios, carajo!”.

“Afuera, el domingo era una canica de cristal: el día entero amarilleaba de sol”.

“La riqueza era como el agua salada, hermanos míos: Mientras más se bebe, más sed da”.

“Enseguida, interpretando al pie de la letra lo que dictaban las Sagradas Escrituras, los aleonó a que fueran y se multiplicaran sobre la faz de la Tierra, sin ninguna clase de complejos, ni morales, ni científicos, ni religiosos.-Id y hacedlo de todo corazón y sin remilgos-Les exhortó jubilosamente solemne”.

“Si seguimos descubriendo locos, paisanitos, lo que hará falta aquí será un stulifera navis”.

“Ustedes, las hijas de Eva, siempre han tenido las llaves del mundo; pueden abrir y cerrar puertas con sólo dejar los senos a la vista”.

“…Es que cuando los creyentes hablamos con Dios se dice que estamos rezando, pero cuando Dios nos habla, entonces somos unos pobres locos esquizofrénicos”.

“Y es que él creía que este mundo estaba al borde de la perdición cuando los malos servían de ejemplo y los buenos de mofa”.

“Ella, de pie junto a su catre de bronce-capitana junto a su navío varado en la arena-, les retribuyó haciendo señas de adiós con un pañuelo de seda color rojo. y diciéndoles una beatífica sonrisa-lujuriosamente beatífica-de santa patrona del desierto”.

“En este mundo hay dos razas de hombres: a los que le sienta la vida y a los que el sienta la muerte”.

“Esa incredulidad le hizo recapitular algunos de los sucesos más extraños de su vida profeta trashumante y concluyó que de todo lo viste y vivido en sus diez años de penitencia, eso era, lejos, lo más insólito que le había ocurrido: estar allí, en medio del desierto más triste del mundo, sentado en la cima de una colina, esperando el sí de una prostituta con arrestos de santa, mientras una fila de machos cabríos, al tañido de una campana la iban fornicando de uno en uno”.