Esclavas del Poder


Reseña del libro Esclavas del Poder de Lydia Cacho. Realizada por Irene Torres y publicada en La Rocka #123.

Esclavas del poder (Editorial Grijalbo) ofrece un recorrido por Japón, Argentina, Birmania, Turquía, Palestina, Israel y la zona de la Merced, en México, lugares que Lydia Cacho visitó para investigar la trata de mujeres y niños en el mundo.

El libro es una investigación con datos alarmantes, tristes y decepcionantes, al mostrarnos un panorama corrupto, peligroso, violento, y muy alejado de nuestra imagen de la humanidad. La autora menciona que “los seres humanos vivimos de percepciones y no de realidades”.

Lydia Cacho, al exponer testigos que involucran a la mafia china con el narcotráfico mexicano, al expresidente Vicente Fox con Kamel Nacif (vinculado a la red de pederastas que encabeza Jean Succar Kuri) y al hermano de nuestro exgobernador, Luis González Parás, con la trata de mujeres y la producción de pornografía infantil, hace verídicas sus palabras.

Sólo en las películas podríamos imaginar que un grupo del crimen organizado llamado Malaisio-China visita México para entablar conexiones con narcotraficantes, o que un funcionario sería asesinado para robarle pruebas que supuestamente involucran a los gobiernos de Nuevo León y Baja California con gente de “El Chapo” Guzmán, como se plasma en Esclavas del Poder.

En el trabajo de la periodista, los relatos de mujeres y niñas que fueron víctima de esas redes hablan de un mundo desconocido para una gran parte de la sociedad, y por ende, al que no se le toma la atención debida. De seguir así, augura Lydia Cacho en sus escritos, la trata de personas nos aterrará como nos aterra actualmente el tráfico de drogas y armas.

Las Fantásticas. Mujeres del Cártel


De Andrés López sólo conocía que había sido narcotraficante y que pasó algunos años en prisión por ese delito, en Colombia. También, que escribió un bestseller: El Cártel de los Sapos (que por cierto, no he leído). De dicho libro, también se hizo una serie de televisión en aquel país.

Con la “moda” del narcotráfico muchos narcos han pasado de ser sicarios a ser escritores. Según se sabe, en Colombia se dan los libros “autobriográficos” de ex narcos, un fenómenos que en México aún no vivimos… ¿será porque aquí la mayoría de los narcos acaban muertos?

Andrés López perteneció al Cártel del Norte de Valle y es uno de esos nuevos “escritores”.  Con Las Fantásticas se enfoca en las mujeres que forman y formaron parte del mundo del narcotráfico: sexo, dinero, moda, caprichos, riqueza, lujos y claro, la muerte y la cárcel rondándolas. Como mencionaron en unas páginas del libro: Los hombres de poder que llegan muy arriba algún momento tienen que caer, y con ellos, cae todo lo que los rodea, incluso, sus mujeres.

Las Fantásticas fue escrito también por el periodista Juan Camilo Ferrand. Se enfoca en la vida de 5 mujeres que desde los 13 y 14 años se involucraron con los hombres  más poderosos de su región (hombres que les llevaban hasta 30 años de diferencia).

Las Fantásticas eran chicas no tan guapas, pero que con cirugías lograban ser espectaculares; chicas que vestían Louis Vitton, Prada; que conducían un Ferrari, que como regalo recibían costosas joyas y departamentos. Mujeres que supuestamente  estaban con esos hombres, por amor.

El libro deja las puertas abiertas de la expectativa. Una de las historias es de una niña de 13 años que se involucra con uno de los capos más gordos de Colombia. Cuando inician su relación, él ya tenía alrededor de 38 años y era casado, ella, lo repito, tenía sólo 13. En la entrevista publicada, asegura que nunca sintió que el hombre abusara de su inmadurez, dice, ella lo amaba y él a ella. Pero, ¿qué jovencita de 13 años no se deja deslumbrar por joyas, carros, ranchos, dinero y poder?…

La obra entrelaza las 5 historias, forman parte de ese experimento denominado “seis grados de separación”. Fueron novias de unos, ex novias de otras y esposas de aquellos. Así era su vida, sólo buscaban a los hombres poderosos que satisfacieran sus necesidades sentimentales y claro, monetarias.

Porque además de la ambición, también está el amor. No puede faltar la mujer que conoció al amor de su vida cuando éste era sólo un taxista; que permanece a su lado cuando se involucra en el narcotráfico y disfruta de las mieles de la riqueza y el poder. Pero como todo tiene un final, al igual que su esposo, termina en la cárcel, alejada de sus hijos,  seres queridos y sin ninguno de las comodidades a la que fácilmente se acostumbró.

Las Fantásticas me pareció machista: muestra a mujeres tontas que se dejaron llevar por el dinero y las ñoñerías del amor. Pero presume que los narcos, fueran viejos o jóvenes, guapos o feos, altos o chaparros, tenían a las mujeres que querían sólo porque eran eso, narcos: hombres de dinero y poder.

Esperaba más de las historias, quizá que no fueran las de un grupo de 5 amigas o conocidas. Pero bueno, valió la pena leer uno de los escenarios más que forman parte del narcotráfico: las mujeres.